¿Qué es la mesoterapia?

La mesoterapia es un tratamiento que consiste en que un especialista pone una serie de microinyecciones intradérmicas de un medicamento que puede ser farmacológico o homeopático o cócteles de distintas sustancias, mezclando las de ambas ramas. La mesoterapia fue introducida en Francia por el Dr. Michel Pistor en 1952.

Según la afección que se desee tratar, se pueden aplicar minerales, vitaminas, aminoácidos y productos homeopáticos que después se inyectan directamente en la zona afectada para que ésta actúe en un área específica del cuerpo.

El nombre de esta técnica deviene de “mesodermo”, que es la capa media de la piel en la que se aplican las microinyecciones, y fue denominada así por su propio creador, el Dr. Pistor, quien describió sus beneficios con el aforismo “poco, pocas veces, en el lugar adecuado”.

Según la patología que se desee tratar, se seleccionará el tipo de medicamento, que al ser inyectado tendrá una acción mucho más directa. Debido a las características del tejido en el que es aplicado, el medicamento permanecerá activo en la zona específica donde se ha depositado, sin entrar en la circulación general ni interactuar con otros órganos. De esta forma, se consiguen más resultados con dosis menores, beneficio que hace que el tratamiento tenga menos efectos adversos, en comparación a los que podría tener si el medicamento se introdujera en el organismo por otras vías, como por ejemplo la vía oral.

En el pasado, el procedimiento podía llegar a ser doloroso ya que en una única sesión se podían aplicar más de cien pinchazos. En la actualidad se realizan sesiones semanales, y la cantidad de pinchazos y duración del tratamiento dependerá de la gravedad y del tipo de problema que se haya tratado.