La mesoterapia

La mesoterapia es un tratamiento que se basa en la colocación de inyecciones intradérmicas por un profesional o médico. A través de estas inyecciones, el especialista inyecta diferentes productos (pueden ser fármacos o productos homeopáticos, o una combinación de diferentes productos) en el mesodermo. En función de la afección de la piel que se desee tratar, se inyectará un producto u otro.

El uso más conocido de la mesoterapia es el tratamiento de la celulitis, pero también se utiliza para tratar otras afecciones cutáneas y mejoras estéticas como por ejemplo: cicatrices, acné, psoriasis, vitíligo, pecas, flacidez, estrías, envejecimiento facial, pérdida del cabello, alteración metabólica de la grasa, grasa localizada, enfermedades del sistema vascular periférico y úlcera de pierna.

Es especialmente importante que la mesoterapia la aplique una persona y en una clínica o centro en donde sepan muy bien qué es lo que están haciendo y qué tipo de sustancia está introduciendo en el cuerpo, para que el tratamiento no tenga efectos secundarios o adversos. Existe un debate sobre si la mesoterapia es efectiva o no, en la que muchos profesionales de la cirugía estética dicen que no hay suficientes estudios que demuestren resultados efectivos. Los profesionales de la mesoterapia argumentan que estos son comentarios interesados, ya que la mesoterapia está quitando negocio a cirugías estéticas tradicionales como la liposucción.

La mesoterapia tradicional puede ser aplicada con diferentes tratamientos, entre los que cabe destacar la mesoterapia homeopática, que se basa en que su origen está en sustancias puras y simples de los reinos, vegetal, animal y mineral. Existe un debate en el mundo de la medicina en el que se cuestiona la eficacia de la homeopatía porque se discute que las bases sobre la que se rige no tienen base científica. Aquellos que la defienden argumentan a su favor que consigue los objetivos que persigue.

También existe la mesoterapia virtual o sin agujas, que busca los mismos objetivos de la mesoterapia con agujas pero sin el uso de inyecciones. La mesoterapia virtual utiliza impulsos eléctricos o radiofrecuencia para perseguir los mismos objetivos. Entre sus ventajas es que es totalmente indolora.

Por lo general, si la mesoterapia se aplica correctamente y por un especialista, es un tratamiento que apenas tiene efectos secundarios, aunque podría aparecer algún hematoma.

Los precios de la mesoterapia pueden variar considerablemente en función del centro y del lugar en el que se vaya a aplicar el tratamiento.